pdf UltimoLFA 19/12/2012, 85.38 Kb

  • El último Lexus LFA fue producido el pasado 14 de Diciembre de 2012
  • Los nuevos vehículos Lexus incorporarán tecnología procedente de los procesos industriales aplicados en el Lexus LFA
  • La experiencia adquirida en el uso de la fibra de carbono (CFRP) será utilizada en los próximos lanzamientos de la marca

El pasado  14 de diciembre salió de la cadena de montaje de la planta Lexus de Motomachi la última unidad del LFA de las 500 previstas para todo el mundo. Ésta última unidad salió en  color blanco y estaba equipada con el pack Nurbürgring.

Esto marca el final de un capítulo clave para Lexus, en el que la marca ha dado un giro hacia la deportividad , la pasión y la ingeniería pura que se verá reflejada en los futuros lanzamientos de la marca

El aprendizaje y la pasión adquirida en la ingeniería y la producción de un súper deportivo de talla mundial ya se puede apreciar en los productos recientemente lanzados por Lexus a través de toda la gama, especialmente aquellos que llevan la insignia F y  F Sport.

En ese sentido, el espíritu de la LFA vivirá y será recordado con cariño por ser el coche que marcó el inicio de un cambio significativo para la marca Lexus.

El desarrollo de éste súper deportivo comenzó a partir de una verdadera hoja de papel en blanco. La fibra de carbono fue utilizada en un alto porcentaje en numerosos componentes del vehículo, ya que aporta una ventaja  excepcional en cuanto a capacidad de resistencia del material, mayor rigidez y un peso ultra-ligero. Todo el proceso de producción de fibra de carbono se llevó a cabo dentro de las instalaciones de Lexus con el fin de obtener un valioso “know-how” que será utilizado en los futuros productos de la marca

La producción del LFA comenzó exactamente hace dos años, el 15 de diciembre de 2010, e incluyó un equipo de alrededor de 170 trabajadores especializados en vehículos Lexus involucrados en la fabricación de piezas, ensamblaje de vehículos y procesos de pintura. El LFA se produjo a una cadencia de una única unidad por día.