pdf Entregas LFA 10/02/2011, 100.51 Kb

  • Cada Lexus LF A es entregado con una carta firmada por el Ingeniero Jefe del Calidad certificando el óptimo estado del mismo
  • La logística se ha diseñado para que la llegada de los vehículos sea en el orden de antigüedad en el que fueron vendidos, independientemente del lugar del mundo

Porque el LFA es un vehículo realmente especial, ello requiere también un transporte y un cuidado muy especial. En lugar del transporte  en barco de todos los vehículos Lexus, solo y exclusivamente los LFA llegan a sus países de destino en un contenedor específico y diseñado para su transporte.

Debido a la complejidad del sistema de transporte sólo personal que previamente ha recibido una formación específica puede manipular el LFA a la hora de extraerlo del contenedor. Dentro del contenedor se ha instalado una plataforma-palet de acero con las medidas exactas de la batalla del LFA (2605 mm).

Una vez que el LFA es liberado del contenedor, se procede a instalar la batería ya que viene en lugar aparte y separada por medidas de seguridad y se procede a su primera puesta en marcha tras su salida de la fábrica de Motomachi (Japón).

A contrario de lo que se realiza en el transporte de vehículos convencional, el LFA no es cubierto por plásticos protectores al salir de la planta de fabricación, esto es debido a que su exclusiva pintura requiere un proceso especial de “cura” al aire libre.

Después de cada envió, los palets de transporte del LFA son devueltos a Japón para ser reutilizados en los siguientes envíos del LFA a otras partes del mundo